Constrúyete como referente

Posiciónate como experto en una industria, en tu organización o ante un público al que quieras impactar.

Esta estrategia de construir un referente la siguen varias empresas, como Virgin y su CEO, Richard Branson, o HPE y Meg Whitman entre otras, pero también profesionales y políticos que quieren posicionarse como un referente de opinión.

Construirse como referente de a poco y de forma constante es mucho más sencillo que en unos meses tratar de montar una imagen de valor. Les comparto algunas recomendaciones para una estrategia de posicionamiento efectiva:

Diferénciate. ¿Qué es lo que te hace único en el ámbito profesional? Elige uno o dos conceptos en los seas experto: una especialidad, industria o experiencia trabajada. Los conceptos funcionarán como lineamientos para tus contenidos, interacciones, conversaciones y opiniones que des. Así te asociarán rápidamente como “experto en”.

Define tu objetivo. ¿Qué quieres lograr? Puedes dedicarte a dar consultorías o conferencias, a la docencia,  ser un profesional atractivo para una organización, ser más visible en tu industria, ser líder de opinión, dedicarte a la política o buscar empleo. Ten claro tu objetivo y empieza a ser más visible con un valor atractivo.

Arréglate. Es lo primero que uno hace cuando quiere conquistar a alguien, ¿cierto? Ten impecable tus perfiles personales digitales: una foto que transmita confianza, experiencias laborales breves, enfocadas a logros (y no a funciones), y con links para ampliar información. Recuerda que hoy la primera impresión suele ser digital.


Pauta para tener un perfil de Linkedin personal de alto impacto.


Genera contenidos estratégicamente. Es mejor un contenido original y de calidad que 5 de calidad mediana y que el lector sienta que lo puede encontrar en otro sitio. Respeta la ley de la disponibilidad: cuanto más disponible esté, menos atractivo es. Mi recomendación es publicar un artículo por mes y hacer máximo un webinar o video mensual.

“Menos es más”, decía Ludwig Mies van der Rohe, maestro de la arquitectura moderna. Sé breve, reduce tu contenido a los elementos esenciales, será fácil de entender y motivará a tu público a seguirte. Explica en viñetas, por escrito y hablando en un video o webinar.

Sé original. Que surjan de tu cabeza, o basado en la experiencia de terceros que conozcas. Refleja tu experiencia, da ejemplos, opina sobre tendencias y compara realidades distintas. El contenido único es magnético.

Amplía tu red de contactos y tu audiencia. Acepta a contactos en Linkedin y agrega. Publica contenido en el blog de tu Linkedin personal, así les llegará una notificación a todos tus contactos. También comparte contenidos en grupos, y ofrécete como colaborador para blogs, o da charlas cortas en organizaciones donde está tu audiencia, y grábate!

Hábito, hábito, hábito. Si no generas el hábito de generar contenidos, no tendrás continuidad, y esto es un factor de fracaso en posicionamiento. ¿Cómo Richard Branson tiene tiempo para hacerlo? porque sigue una rutina periódica y corta, que no interfiere con sus actividades. Inténtalo una vez por semana, con un café o mate, algo rico y buena música, así te motivas.

En el título enfatizo el “construir un referente”, y no “posicionarse como” porque la construcción implica constancia y creación sólida en cada contenido. Preocúpate de que los ladrillos sean sólidos y el edificio del posicionamiento se dejará ver pronto.

Más referentes: Daniel GolemanAriana HuffingtonGuy Kawasaky.

 


¿Qué hacen ustedes para posicionarse personalmente?

Los invito a que compartan sus experiencias.

Trabaja tu posicionamiento personal, desde 3 sesiones: blog personal en Linkedin, canal de webinars y videos gratuito, y una rutina fácil de seguir. Participa de nuestro próximo taller de posicionamiento personal ximena.hernandez@marketing-ti.com

Próximo Taller: Posiciona tu empresa con LinkedIn 06/12